Pensar creativamente como profesión

Las buenas ideas de negocio, desde mi punto de vista, son aquellas que consiguen ubicar un producto que ya existe, en un lugar donde antes nunca habia estado y que casualmente las personas en su inconsciente lo esperaban allí.

En mi cabeza aparecen productos como “La fregona” o “El chupa Chups” . En ambos casos el producto “palo”  fue un inesperado objeto que creó furor en dos ámbitos totalmente diferentes y para un producto que ya existía: el trapo y el caramelo.

Me gusta hacer estos rompezabezas mentales, pensar junto a las empresas qué podrían aprovechar de su infraestructura para optar a nuevas líneas de negocio.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *