La fiebre de ser Community Manager

Siempre, el director de comunicación  ha sido el responsable de representar a la empresa en los medios de comunicación, tanto escritos como audiovisuales.

Ahora parece que con el florecer de los medios de comunicación on line la función de community manager puede ejercerla cualquier persona. Esto es a mi juicio un error que se está fomentando incluso desde las propias universidades.

He visto cursos/masters de universidades (algunas públicas) en los que desvirtuan totalmente la labor del comunicador, centrándose en el manejo técnico de las diferentes redes sociales y sin hacer hincapié en la necesidad de ser un profesional de la comunicación.

Lo más grave es que los requisitos para acceder a estos cursos, no son ni si quiera que seas Licenciado en alguna rama de comunicación, o simplemente Licenciado o Diplomado en algo, sino que cualquiera puede acceder a ellos. Creo que es posible matricularte en algunos incluso sin graduado escolar.

No me disgusta la democratización que se está haciendo de la comunicación, al contrario, me alegra que se le dé tanta importancia y  que todo el mundo reconozca la importancia de hacer buena comunicación. Pero de ahí, a que con un curso de “x” meses puedas ejercer la profesión, creo que hay un abismo.

Al final quien más pierde siempre son los profesionales, ejercientes y docentes. Pues esta fiebre no deja de ser pan de hoy y hambre para mañana.

Las universidades que por un lado tienen grados en comunicación (periodismo, publicidad, audiovisual…etc) deberían plantearse este tema muy en serio, ya que están rebajando la percepción de la calidad de sus titulaciones en comunicación debido a que se imparten bajo su reconocimiento académico cursos y masters de Community management, en los que comentan que al finalizar podrás encontrar empleo como community, dejando implicitamente esta fras “sin necesidad de haber pasado por 4 ó 5 años de carrera”.

El intrusismo en la profesión siempre ha sido enorme, ahora con el boom de las redes sociales y con las universidades fomentándolo, la figura del experto en comunicación se desdibuja cada vez más. No obstante, hay grandes profesionales, que no son licenciados en alguna rama de comunicación y sin embargo tienen un don natural para ejercer la profesión y lo hacen realmente bien. Pero considero que aún así deberían de obtener una titulación para ejercer, por el simple hecho de evitar el fraude de otros que aprovechan esta laguna.

Mientras tanto nosotros seguiremos  en la  lucha, demostrando que la profesionalidad se nota. Y como dice el slogan: Busque, compare y si encuentra algo mejor contrátelo.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *